Baño en la persona mayor: Consejos prácticos y de seguridad | Cuidado Mayores Madrid
Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Baño en la persona mayor: Consejos prácticos y de seguridad

Desde Cuidado Mayores Madrid insistimos mucho en la importancia de garantizar la seguridad de nuestros mayores en cualquier entorno en el que se encuentren.
Tras nuestro artículo con consejos sobre cómo garantizar la seguridad de los mayores en el hogar, continuamos con nuestros consejos prácticos de seguridad, en este caso para el baño de la persona mayor.

El baño es una estancia del hogar para la que se requieren medidas especiales de seguridad para el mayor. Tareas cotidianas como acudir al WC o bien tareas de higiene como la ducha pueden convertirse en un peligro si no observamos las debidas medidas de seguridad.
Existen toda una serie de medidas que podemos adoptar como precaución y para evitar las principales situaciones de riesgo, a la vez que facilitan a nuestros mayores la realización de dichas tareas.
Muchas de estas medidas implican la instalación de elementos de apoyo y seguridad, así como de instalaciones específicas que proporcionen una seguridad extra y un baño fácil del mayor.

El cambio fundamental que recomendamos desde Cuidado Mayores Madrid, es el de la bañera por un plato de ducha. Las bañeras no son aconsejables para personas que tengan una movilidad reducida, como puede ser el caso de muchas personas mayores, ya que el mero gesto de introducirse o salir de la bañera puede suponerles un esfuerzo que les cueste realizar o directamente no puedan llevar a cabo.
En la actualidad, el cambio de bañera por plato de ducha se ha convertido en una solución muy popular ya que es ideal para las personas mayores, eliminando fácilmente la barrera física de la bañera, y facilitando enormemente la tarea del baño.
Además, la introducción de nuevos materiales para la fabricación de platos de ducha permite que encontremos en el mercado platos totalmente antideslizantes, que añaden un plus de seguridad totalmente necesario.

Como complemento a la ducha encontramos accesorios que a la vez mejoran tanto la seguridad como la comodidad durante la ducha. Elementos tales como las sillas específicas para ducha que permiten llevar a cabo esta labor sentado cómodamente. Estas sillas se pueden mojar sin ningún problema y cuentan con unas patas específicas con goma antideslizante en la parte inferior.
También existen agarraderas, que son asas específicas diseñadas para facilitar tanto la entrada como la salida de la ducha así como la sentada e incorporación de la persona mayor.

Estas agarraderas también pueden instalarse al lado del inodoro para facilitar la tarea de sentarse y levantarse a la persona mayor.

Además de cambiar el plato de ducha por bañera e instalar elementos de ayuda como son las sillas y agarraderas debemos observar ciertas normas de seguridad para evitar accidentes como son:

En la salida de la ducha, coloque alfombrillas con base antideslizante, para evitar posibles resbalones.

- Desde Cuidado Mayores Madrid le recordamos que la entrada y salida de la ducha son momentos de especial vulnerabilidad por lo que deberán hacerse con cuidado y ayudándose siempre de las agarraderas que deberán estar colocadas a una altura conveniente.

- Deberá evitar que caiga agua o cualquier tipo de producto líquido sobre el suelo del baño. Si así fuera, deberá recogerse inmediatamente.

- La formación excesiva de vapor en el cuarto de baño puede llegar a generar mareos en la persona mayor. Para evitar la formación de vapor se deberá ventilar la estancia en la medida de lo posible.

- Hay que tener especial precaución con los aparatos eléctricos. Si es necesario utilizarlo en el baño asegúrese de que el calzado que lleva la persona mayor tiene una suela de goma. Se desaconseja asimismo usar aparatos eléctricos cuando la humedad dentro del baño es excesiva. En estos casos es mejor esperar a que desaparezca dicha humedad.

- Si se va a usar un calentador/calefactor en el baño, es preferible calentar la estancia previamente y después desconectar el aparato cuando se vaya a tomar el baño.

- Por supuesto, hay que tener en cuenta que ningún aparato eléctrico debe encontrarse cerca de ninguna fuente de agua o con peligro de caer dentro de la bañera, ducha o lavabo, ya que aquí nos encontramos ante un riesgo muy elevado de electrocución.

En resumidas cuentas, como responsables del cuidado del mayor, deberemos encargarnos de que tenga todos los elementos necesarios instalados para evitar que se produzcan accidentes, destacando el cambio de bañera por plato de ducha antideslizante y la colocación de elementos de apoyo y ayuda como agarraderas y barras.

Desde Cuidado Mayores Madrid le aconsejamos que, en función de la autonomía de la persona mayor, procure estar con ella durante el proceso de ducha para asegurarse de que no se produce ningún accidente y ofrecerle apoyo y ayuda para la tarea.

Con estos consejos sobre el baño de la persona mayor esperamos contribuir a garantizar aún más si cabe la seguridad de la persona mayor en su hogar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE