Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

La importancia del mobiliario adaptado para el mayor

La ergonomía es la disciplina que evalúa la adaptación de un entorno, trabajo, vivienda, escuela etc. a las características físicas de los usuarios. Se estudia la mejor forma de que, por ejemplo, el mobiliario, sea el más adecuado para la persona a la que va destinado.
En el caso de las personas mayores, a la hora de elegir y utilizar mobiliario, deberemos tener en cuenta sus especiales características de forma que podamos elegir el que mejor se adapte para proporcionarle comodidad y facilidad de uso.
El fin principal de un mobiliario con una buena ergonomía es garantizar la mejor postura del usuario.

En lo que respecta al mobiliario para la tercera edad, este debe facilitar tanto la postura como la movilidad, aparte de ofrecer la máxima comodidad en su uso.

En el caso de aquellas personas que además requieren de la asistencia de un cuidador, el mobiliario deberá, no solo ser óptimo para el usuario, si no también ser manejable para el cuidador, facilitándole su tarea a la hora de realizar las movilizaciones necesarias.

Las recomendaciones básicas que se han de tener en cuenta a la hora de elegir un mobiliario adaptado para personas de la tercera edad son:

En cuanto a diseño: deben ofrecer una gran estabilidad para evitar vuelcos, caídas o movimientos bruscos. Asimismo, deben ser seguros para evitar que se produzcan golpes o heridas. Por ello, hay que evitar aquellos que tenga aristas o elementos que sobresalgan.

Sillas

Una gran parte de los adultos mayores pasan mucha parte de su jornada diaria sentadas, y por eso, como especialistas en cuidados del mayor, debemos ser especialmente cuidadosos a la hora de seleccionar sillas o sillones para ellos.

Los materiales que conforman el mobiliario es más que recomendable que sean ignífugos, para minimizar las consecuencias de un posible accidente. Además, debe tratarse de un material que sea ligero a la vez que resistente.
También es interesante decantarse por un material que sea de fácil limpieza.

Es importante que las patas de la silla o sillón sean antideslizantes para evitar caídas por movimientos bruscos de los mismos. Si no dispone de material antideslizante, encontrará en el mercado accesorios que podrá acoplar a las patas para otorgarles capacidades antideslizantes.

El relleno de la silla debe ser a la vez que cómodo, firme, de forma que facilite al usuario el levantarse o sentarse.
La forma del asiento preferiblemente ha de ser redondeada y la altura ser suficiente para facilitar el acto de levantarse.

No hay que olvidar que el respaldo es parte fundamental de cualquier asiento y que este debe facilitar que el usuario se mantenga en una postura correcta, es decir, erguido, evitando cualquier mala posición o una sobrecarga en zonas determinadas de la columna vertebral.
La altura de la silla debe tal que permita apoyar los pies con comodidad y de forma completa en el suelo. También se puede optar por un reposapiés accesorio que proporcionará una postura cómoda y adecuada.

Otro de los elementos en los que no podemos escatimar a la hora de elegir una silla o un sofá es el de las asas. La existencia de unas asas a cada lado del asiento, robustas y firmes, proporcionan un apoyo extra para el usuario, y son especialmente útiles para aquellas personas que tienen movilidad reducida o poca fuerza en sus extremidades inferiores, lo que no les permitiría levantarse o sentarse con comodidad.

Desde Cuidado Mayores Madrid le recordamos que también es importante que este mobiliario nos facilite la tarea de cuidadores, permitiéndonos ayudar a la persona y movilizarla con comodidad.

Si tiene dudas acerca de qué tipo de mobiliario es más conveniente para su caso, no dude en contactar con expertos, como los que encontrará en Cuidado Mayores Madrid. Estaremos encantados de asesorarle sobre todas las opciones de las que dispone.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE