Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

PREVENCIÓN DE LAS ÚLCERAS DE PRESIÓN

La prevención de las úlceras de presión es una tarea fundamental de la que debe encargarse cualquier persona que tenga a su cuidado a una persona mayor.
Una vez conozca en qué consisten y cómo identificarlas, el paso siguiente más importante es aprender a evitarlas y detectar si ya han aparecido.

Desde Cuidado Mayores Madrid le aconsejamos que de forma rutinaria realice una comprobación de todas las áreas de la piel que pueden verse afectadas por este tipo de ulceraciones. Además de la revisión, existen ciertas medidas de prevención que puede adoptar para evitar la aparición de estas lesiones.

PREVENCIÓN DE LAS ÚLCERAS POR PRESIÓN

Revisión rutinaria

Revise de forma diaria la piel de la persona bajo su cuidado. Ponga especial atención a las áreas más propensas para la formación de las úlceras por presión como pueden ser: glúteos, tobillos, talones, espalda, codos, y parte posterior de la cabeza.
Las áreas que permanezcan enrojecidas, tiempo después de haberse movido, deben llamarnos la atención, ya que podrían marcar una úlcera incipiente.

Rutina de limpieza y aseo

Mantenga una rutina de limpieza adecuada.
Cada vez que limpie una zona de la piel, o realice una ducha, asegúrese de secar correctamente toda la superficie cutánea, con más atención a las zonas donde se formen pliegues de la piel, donde puede acumularse más humedad. La piel debe mantenerse siempre limpia y seca.

Utilice siempre productos de limpieza y cuidado corporal neutros y lo más suaves posible, específicos para el tipo de piel de la persona. Evite todos aquellos que pueden provocar cualquier tipo de irritación. Asimismo, utilice siempre agua tibia durante el lavado y no excesivamente caliente, que puede irritar la piel.

Cualquier tipo de crema o loción que se aplique, además de ser adecuada para su tipo de piel, debe absorberse rápidamente, evitando formar películas grasas sobre la piel, lo que contribuiría a formar llagas.
Es importante el uso de este tipo de productos para mantener siempre la piel hidratada y nutrida. Una piel seca es más propensa a irritarse y descamarse.

ROPA DE CAMA Y VESTUARIO

Los tejidos que se utilicen, tanto para la ropa de cama como para la de vestir, deben ser lo más naturales posibles y transpirables para evitar irritaciones por falta de la adecuada transpiración.
Toda la ropa debe mantenerse limpia y seca y deben evitarse la formación de arrugas que pudieran producir marcas o irritaciones en la piel.

ERGONOMÍA Y POSTURAS

Se deben utilizar protectores y fundas acolchadas para que se ejerza menos presión sobre la piel al mantenerse en una postura.

Desde Cuidado Mayores Madrid incidimos en la importancia de que las personas encamadas o en silla de ruedas deban movilizarse cada cierto tiempo para evitar mantener la postura durante un tiempo especialmente prolongado, no solo para evitar la formación de úlceras por presión, sino para evitar otros problemas derivados de la inmovilidad como la interrupción del riego sanguíneo, rigidez artícular, debilidad, etc.

Cada dos o tres horas procure movilizar a la persona en la medida de lo posible para favorecer un cambio de postura y evitar sobre todo que se mantengan sobre la misma zona de presión todo el rato.
La postura ha de ser lo más cómoda y ergonómica posible, intentando que se mantengan enderezados y la columna correctamente alineada, de forma que además se distribuya el peso equitativamente.
Evite el roce de las articulaciones con prominencias oseas. Por ejemplo, mantenga rodillas y tobillos separados.
No arrastre a la persona sobre la superficie, ya que le puede provocar quemaduras en la piel por el roce. Siempre es mejor movilizarla con ayuda de otra persona para evitar esta maniobra.
En personas encamadas, evite elevar la cabeza durante un tiempo prolongado.

Existen en el mercado productos de ayuda para la prevención de la formación de úlceras por presión. Desde Cuidado Mayores Madrid le recomendamos que se informe acerca de todos ellos y de cómo pueden ayudarle.
De esta forma encontrará por ejemplo colchones específicamente diseñados para evitar la formación de úlceras o escaras, con un diseño especial y compuestos de aire, agua o latex.
También encontrará como complemento las almohadas, también especificas para minimizar la presión de la cabeza sobre ellas.
Existen también protectores específicos para las zonas con más propensión a la formación de úlceras: protectores de codo, talones etc.

En cualquiera de los casos, aunque se sirva de estas ayudas para facilitar su trabajo y prevenir la formación de úlceras, recuerde que no son medidas sustitutivas del resto de cuidados, específicamente de la movilización, que es fundamental para prevenir la aparición de estos problemas.

En el siguiente artículo, desde Cuidado Mayores Madrid, le detallaremos cómo realizar los cuidados de las úlceras por presión para su correcta curación.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE