Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Servicios para dependientes

La atención a dependientes es de enorme relevancia para muchas personas, sean los propios enfermos o sus familiares o allegados. Este tipo de pacientes necesitan una atención constante, especialmente si se trata de pacientes postrados que no pueden realizar ninguna actividad. La independencia de los ancianos o enfermos es de gran importancia, pero desgraciadamente no siempre puede darse. Hay pacientes cuya movilidad no les permite siquiera moverse para evitar falta de irrigación, uno de los motivos de las úlceras por presión. Entre los servicios para dependientes que proponemos destaca:

-Control de las constantes vitales.

-Control de la medicación.

-Aseo y duchas asistidas.

-Acompañamientos.

-Asesoría para la adquisición de sistemas específicos para dependientes.

Con el control de las constantes vitales se logra una de las tareas más importantes, que es llevar un control sobre parámetros como glucosa en sangre y tensión arterial. Las personas que realizan estas acciones han de estar preparadas sobradamente para llevarlas a cabo. Son trabajos que precisan el manejo de aparatos de cierta precisión.

Los sistemas y aparatos se han actualizado, dando resultados más precisos. Los resultados obtenidos por los cuidadores habrán de ser examinados en adelante por los médicos, de manera que el enfermo se halle en el mejor estado posible las 24 horas del día. En cuanto a la medicación, hay que considerar que los pacientes enfermos necesitan a veces la toma diaria de gran cantidad de medicación. Cuando no están en condiciones de administrársela ellos mismos, es importante que de ello se encarguen especialistas cualificados, personal de Madrid que asistirá al anciano o enfermo en varias facetas. Las dosis de los fármacos, las frecuencias, tendrán que ser escrupulosamente respetadas.

Entre otros servicios para dependientes, ancianos y/o enfermos, destaca el aseo y las duchas diarias. Se trata de una labor de gran importancia para que el que hay que emplear protocolos específicos.

El aseo deberá ser proporcionado tanto a personas con movilidad reducida, como a personas encamadas. Hay pacientes a los que les es posible hacer pie y caminar, pacientes que pueden ser ayudados en su aseo en duchas. Al respecto hay que decir que las duchas para ancianos y personas de movilidad reducida, han de estar concienzudamente preparadas.

Se trata de espacios que no pueden contener obstáculos, de manera que se retirarán las viejas bañeras en el caso de que existan, para ser sustituidas por platos de ducha. Los profesionales de la atención a enfermos y ancianos, deberán asesorar en este sentido tanto a los familiares, como a los interesados y los operarios que realicen las reformas. Si es posible, no debe haber escalón entre el suelo y el espacio de ducha. En el caso de platos de ducha, estos deberán ser extraplanos y con sustancias antideslizantes. Muy lejos quedan los platos de ducha cerámicos antiguos, que suponían un peligro dado que propiciaban resbalones y otras incidencias.

Otro aspecto muy relevante en el cuidado de dependientes, es el acompañamiento que se les pueda proporcionar para acudir a centros de día, a centros hospitalarios, a parques... Los acompañamientos hospitalarios son comunes, pero ni mucho menos es la única posibilidad. Los centros de día son lugares en donde las personas con o sin problemas cognitivos, personas con movilidad reducida, ancianos, enfermos... podrán efectuar actividades enfocadas al beneficio de su salud. Hay programas que tratarán de optimizar la salud mental, así como la física. Los acompañamientos de nuestro equipo se asocian con otros trabajos también de enorme relevancia, como el asesoramiento respecto a los aparatos de nueva generación disponibles para personas mayores y de movilidad reducida. Nos referimos a los detectores de caídas o a los detectores de humos, sistemas que pueden evitar incidencias potencialmente muy graves.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE